Tendencias más recientes de las artes plásticas en Japón*

*Texto realizado en el 2007

Makoto Murata, periodista de arte

En el mundo del arte después de los años 90’s han coexistido diversos medios y estilos de expresión, y no es posible hablar de estos tiempos con un principio o un movimiento, ya que una de las características del arte en los últimos 10 años consiste en dar importancia al enlace con el exterior (dicho de otra manera, la sociedad), en lugar del movimiento interno del arte. Esto es que, además de que las obras poseen un mensaje propio dirigido a la sociedad, el arte interactúa con ella. Independientemente de los museos, el número de exposiciones internacionales que representan al arte en el mundo actual ha incrementado; y existen numerosos proyectos artísticos en los que los autores presencian los espacios cotidianos para crear sus obras unidos a los ciudadanos; también existen iniciativas para crear organizaciones no lucrativas en materia de arte con el fin de que los artistas planeen exposiciones en coordinación con los ciudadanos y administren los espacios artísticos.

• Incremento en los eventos internacionales
Hasta hace 10 años, los acontecimientos internacionales de arte más prestigiados eran la Bienal de Venecia, Documenta y la Bienal de Sao Paulo. A partir de la segunda mitad de los años 90 este tipo de actividades a nivel mundial se incrementaron. Asimismo, se están organizando eventos en diferentes ciudades. En particular, hay una participación importante de los países del este de Asia en pleno crecimiento económico como son Guangzhou, Taipei, Shanghai y Singapur. Continuando con esta tendencia, o más bien para no quedarse atrás, Japón empezó a organizar exposiciones internacionales a principios de este siglo.

Inicialmente el “Fukuoka Asian Art Triennale” se organizó en la misma ciudad. De acuerdo con las experiencias y resultados de la “Exposición de Arte de Asia” organizada cada 5 años a partir del 1979 cuando se inauguró el Museo de Arte de Fukuoka, la ciudad también abrió las puertas del Museo de Arte de Asia en 1999. Conmemorando la apertura de este museo, instauró la organización del “Fukuoka Asian Art Triennale” cada 3 años. Se trata de una exposición internacional pero con criterio específico, ya que se enfoca únicamente a la zona asiática con límite en el oeste de Pakistán (sin incluir el Medio Oriente).

En el año 2000 dio inicio la “Echigo Tsumari Art Triennale” que organizaba extensas exhibiciones en 6 municipios (después de las fusiones se conservan únicamente 2) ubicados en la sierra de la prefectura de Niigata. El público se transporta a estos lugares en vehículos para recorrer las obras exhibidas, dispersas en el campo con ayuda de un mapa de referencia. La primera exposición resultó un magno evento, ya que participaron alrededor de 150 artistas de 32 países. Casi la mitad de las obras serán exhibidas en forma permanente, por lo que podemos afirmar que la participación de los autores se está incrementando. Este evento cuenta con las características propias de un proyecto público, cuyo objetivo es activar las regiones despobladas con mejores resultados de los de un proyecto cultural e internacional. Por lo tanto, los artistas participantes en coordinación con los habitantes de la zona, crean obras relacionadas con temas de la localidad.

Después de dicho evento, la Fundación Japón organizó “Yokohama Triennale” en el 2001. En el recinto de la feria ubicada en la zona de Minato Mirai 21 y las bodegas construidas de ladrillos rojos, se exhibieron obras de 109 artistas seleccionadas por 4 directores. No obstante que contaban con 4 directores, esto no les permitió resaltar las características propias de cada uno de ellos, además de que la sede era una sala destinada para ferias. El segundo evento se pospuso un año debido al tiempo que se ocupó para buscar una sede apropiada, e inclusive ocurrió un incidente inesperado, la renuncia del director general, el arquitecto Arata Isozaki. Finalmente el artista Tadashi Kawamata fue nombrado como nuevo director general y al ocupar su cargo organizó un evento en el 2005 en una bodega ubicada en el muelle de Yamashita. En contraste con el evento Echigo Tsumari donde la zona tiene un problema de despoblación, el punto clave era saber cuántos ciudadanos de Yokohama acudirían a esta exposición, ya que la ciudad cuenta con más 3.6 millones de habitantes.

• Aventura del arte en espacios cotidianos
A partir de los años 90 se empezaron a organizar exposiciones artísticas al aire libre, así como proyectos de arte fuera de los museos. Se pueden citar como ejemplos representativos, el “Museum City Tenjin” organizado en la zona céntrica de la ciudad de Fukuoka, “Toride Art Project” en Toride, Ibaraki donde se encuentra ubicada la Universidad Nacional de Arte y Música de Tokio, además de “Echigo-Tsumari Art Triennale” antes mencionada. A pesar de las diferencias existentes por los espacios, ya sean en la ciudad, la zona de los suburbios o en el campo donde se está rodeado de la naturaleza, dichos eventos poseen un aspecto común que es dar importancia a la originalidad local y a la convivencia con los habitantes.
El “Museum City Tenjin” tuvo sus inicios en el año de 1990 y se lleva a cabo cada dos años. Este evento reunió los esfuerzos de artistas, industriales y de las autoridades locales. Participan en él alrededor de 10 artistas en cada ocasión, el 50% de origen japonés incluyendo a artistas locales y la otra mitad provenientes de países de Asia, así como de Europa y los Estados Unidos. Con esto se pretende montar una exposición que tenga sus raíces en la localidad, por lo que no se trata de trasladar las obras al lugar, sino que sean los artistas, los que se desplacen a la localidad para elaborar sus obras. A partir de 1998 se implementó el sistema denominado como “Artist in Residence”, lo cual ha permitido realizar intercambios entre los artistas o con los habitantes del lugar.

El “Toride Art Project” surgió por iniciativa de 3 grupos; la Universidad Nacional de Arte y Música de Tokio, las autoridades locales y los ciudadanos de Toride en 1999. El inicio de este proyecto coincidió con la creación del Departamento de Arte Intermedio de dicha universidad en esta ciudad. Ahí se exhiben obras convocadas públicamente en forma dispersa y el público recorre el lugar en bicicletas recicladas y pintadas para contemplarlas. Es por eso, que también se le conoce con el nombre de “Toride Re-cycling Art Project”. Cabe mencionar que a partir del 2004, se están llevando a cabo diversas actividades para poder intensificar el trabajo de coordinación de nuevos proyectos con los ciudadanos, como por ejemplo, organizar un curso de “TAP” donde se imparte la materia de administración del arte, o bien, convocar a un artista para que funja como productor de los ganadores del concurso abierto, entre otras.
A diferencia del arte público, las obras exhibidas al aire libre son retiradas cuando termina el evento, pero también está abierta la posibilidad de que sean consideradas para la colección temporal de arte público y esto dependerá del criterio establecido. En comparación con el arte público instalado permanentemente en un espacio abierto en donde se tiene que considerar la seguridad y la resistencia, la exhibición al aire libre brinda la oportunidad de poder expresarse libremente.
De cualquier forma, el hecho de llevar el arte que se encontraba resguardado en los museos hacia un espacio abierto y cotidiano constituye un intento de recuperar la sociabilidad del mismo.

•    La organización no lucrativa busca el arte radicado en la localidad

Los eventos del Museum City y el Toride Art Project no están divididos en una parte creativa, en este caso el museo y el público. Además no tienen fines lucrativos a diferencia de las galerías, sino por el contrario, son apoyados por el trabajo conjunto de los artistas, curadores, ciudadanos colaboradores y voluntarios. El movimiento encargado de formar una organización no lucrativa y administrar los espacios artísticos se creó con el fin de facilitar sus actividades.

Cabe destacar la organización no lucrativa de la prefectura de Aomori llamada “harappa”, cuyo objetivo inicial fue promover la exposición del pintor, Yoshitomo Nara, nativo de la localidad. Gracias a que su exposición estuvo presente en diferentes museos del país desde el año 2001, los habitantes del lugar que aún no contaban con un museo de arte local, crearon un comité organizador para llevar a cabo dicha exposición en la localidad. El fabricante de Sake, Yoshii Shuzo de la ciudad de Hirosaki ofreció de manera gratuita una bodega construida de ladrillos rojos donde se llevó a cabo dicha exposición en el verano del 2002. Para este evento trabajaron alrededor de 3,500 voluntarios y acudieron más de 60 mil espectadores a la exposición. Ésta sin duda, fue una cifra asombrosa, pues la ciudad cuenta con 170 mil habitantes.

Motivados por este evento los voluntarios, en coordinación con los ciudadanos fundaron una organización no lucrativa “harappa” con el fin de crear y gozar de un mundo enriquecido por el arte. Actualmente se están realizando actividades como exposiciones, proyección de películas, conciertos, presentación de obras de teatro y danza en la localidad. El nombre “harappa” fue tomado del libro “harrapa to yuenchi (campo y parque de diversión)” escrito por el arquitecto Jun Aoki quien diseñó el Museo de Arte de Aomori, inaugurado 3 años después de la fecha de su fundación. El nombre lleva consigo el deseo de buscar un campo donde se permita encontrar diversión espontáneamente a diferencia de un parque de atracción cuya forma de divertirse ya es determinada previamente.

Hablar de un espacio artístico administrado por una organización no lucrativa, el BankART1929 en Yokohama representa un ejemplo significativo. Indudablemente este es un proyecto importante que forma parte de la construcción de una ciudad cultural, artística y creativa promovida por las autoridades locales de Yokohama, en la cual se consignan edificios históricos inactivos a las organizaciones no lucrativas para ser aprovechados con fines artísticos y de esta manera revivirlos culturalmente. Se trata de espacios establecidos por el sector gubernamental, pero administrados por la iniciativa privada. Por lo tanto, los temas de las exposiciones o eventos tienen que estar vinculados con la ciudad de Yokohama, o bien con aspectos de su vida cotidiana, como por ejemplo, “Talleres fotográficos de Yokohama”, “Alimentos y arte contemporáneo”, “Festival de Kazuo Ohno”, etc.

El origen del BankART1929 estriba en que el inmueble era un banco construido en el año 1929. Podemos asegurar que, no obstante que se han incrementado las organizaciones no lucrativas de arte y los espacios artísticos en el país, indiscutiblemente nunca serán descartadas las funciones de los museos de arte. Esto se debe a que las organizaciones no lucrativas o los espacios artísticos son actividades radicadas en la localidad y realizadas por los propios habitantes, asimismo son completamente distintas a las que se presentan en los museos. Sin embargo, los trabajos de las organizaciones de reciente creación juegan un papel importante para que los museos retomen sus actividades originales como son la colección y la exposición de proyectos específicos.

• Tendencias en 2006
En el verano de 2006 los intereses del público se concentraron en Aomori y Niigata. En julio se inauguró el Museo de Arte de Aomori en la misma ciudad, mientras que Yoshitomo Nara, artista originario de esta prefectura y el grupo de creativos “graf” organizaron la exposición denominada “A to Z” en la ciudad de Hirosaki. Por su parte, en la sierra de la prefectura de Niigata se llevó a cabo la “Echigo-Tsumari Art Triennale”.

La construcción de museos públicos de arte continuó en auge desde su creación en los años 80, y se detuvo con el cambio del siglo. Pero, el Museo de Arte de Aomori, al igual que el Museo de Arte Contemporáneo del Siglo 21, Kanazawa, inaugurado en el 2004, es una instalación de gran magnitud que llamó la atención del público. A pesar de que el museo se encuentra apartado de la zona céntrica de la ciudad de Aomori, éste se localiza a un lado de la zona arqueológica Sannai-murayama. El museo, como parte de su arquitectura museológica se integró a la forma de una vivienda semi-subterránea de los vestigios. Es decir, se adaptó al concepto único de la sala de exhibición semi-subterránea dejando parcialmente muros y pisos en tierra. El arquitecto mundialmente conocido, Jun Aoki fue el encargado de diseñar el edificio. La tendencia mundial es consignar el diseño del museo de arte a arquitectos reconocidos para que éstos conviertan el lugar en un destino turístico de importancia, como sucedió en el caso del Museo de Arte Contemporáneo del Siglo 21, Kanazawa. El Museo de Arte de Aomori posee como parte de su colección, parte de la escenografía del Ballet Aleko de Marc Chagall, además de las obras de Shiko Munakata y Yoshitomo Nara quienes son originarios de la localidad.
El artista Nara en coordinación con el grupo “graf” organizó la exposición “A to Z” en una bodega hecha de ladrillo del fabricante de Sake, Yoshii Shuzo, ubicada en Hirosaki, lugar donde se realizó anteriormente su exposición personal en el 2002. Esta exposición consistió en crear 26 casetas marcadas de la A a la Z dentro de la bodega donde se exhibieron las obras de Nara. Ahí fueron reunidas las casetas exhibidas el año anterior de los diferentes eventos como la Yokohama Triennale. Pero, en realidad el éxito del evento no se basó únicamente en esta presentación, sino que se extendió a la exposición que se convirtió en una instalación de gran magnitud, ya que ocupaba toda la bodega. El promotor principal de este proyecto fue la organización “harappa” anteriormente mencionada y no fue producto de una coincidencia que quien bautizara la organización fuera Jun Aoki, arquitecto del Museo de Arte de Aomori.

Por otra parte, se llevó a cabo la tercera “Echigo-Tsumari Art Triennale” en Niigata. Cada año se proponen diferentes actividades y en esa ocasión el tema principal del evento fue “Proyecto de casas deshabitadas”. En este proyecto se trató de reconstruir culturalmente las casas deshabitadas y escuelas inactivas, todo esto debido a la despoblación acelerada que sufre la zona, además de los daños ocasionados por el gran terremoto, Chuetsu ocurrido hace 2 años (2004). Se exhibieron obras en el interior de los inmuebles, e incluso estos también se convierten en obra de arte. Hubo varias propuestas de excelencia como son el “Último salón” donde Christian Boltanski transformó una escuela desocupada en casa de fantasmas o la “Casa en muda” creada por los estudiantes del Curso de escultura de la Facultad de Arte de la Universidad de Nihon, quienes esculpieron la totalidad de la casa empleando escoplos. Evidentemente no se debe dejar estas propuestas como un espacio temporal de exhibición, por lo que se está solicitando dueños para remodelar y preservar los inmuebles. Este evento está rebasando el marco de las exposiciones convencionales de arte y empieza a tomar el rumbo de campaña social.

El BankART1929 de Yokohama compró un inmueble del “Proyecto de las casas deshabitadas” con el fin de utilizarlo como alojamiento para los participantes del curso de verano. El mismo grupo BankART1929 también rentó otra casa desocupada en la ciudad de Yokohama para hacerla funcionar como “Artist in Residence” a la que denominó “Sakura-so” para ofrecer hospedaje a los artistas extranjeros.

Esta tendencia de “Artist in Residence” se encontraba temporalmente detenida a pesar de su extensión a nivel nacional hasta hace 10 años, pero al parecer fue retomada en el 2006. El Museo de Arte de Yokohama ofrece sus estudios para “Artist in Museum” en lugar del “Artist in Residence”, mientras que Tokyo Wonder Site, proyecto promovido por el gobernador del distrito de Tokio, Shintaro Ishihara, alquila pisos de un edificio ubicado en Aoyama para organizar “Creator in Residence” sin limitarse exclusivamente a los artistas. Comparando los costos para organizar una exposición en un museo de arte, es más económico invitar a los artistas para que permanezcan en el lugar durante la creación de sus obras. Todo esto puede considerarse una apuesta a las futuras posibilidades, en lugar de buscar utilidades a corto plazo debido a la complicada situación económica de la actualidad.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × two =

Related Posts